A   B   C   D   E   F   G   H   I   J   K   L   M   N   O   P   Q   R   S   T   U   V   W   X   Y   Z  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Qué es la Fitomedicina - dr. Jorge Alonso

El uso de plantas medicinales en salud humana es conocido con el nombre de Fitoterapia. Este término fue acuñado por el médico francés Henri Leclerc a principios de siglo XX, siendo un neologismo formado a partir de dos vocablos griegos: phytón (planta) y therapeía (tratamiento). Actualmente la Fitoterapia se define como la ciencia que estudia la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, ya sea para prevenir, para atenuar o para curar un estado patológico.

Gran parte de la Fitoterapia se ha basado a lo largo de centurias en el conocimiento empírico proveniente del conocimiento popular y saberes ancestrales de diferentes etnias o civilizaciones antiguas. Más allá que este conocimiento ancestral es el que permitió a la industria farmacéutica desarrollar gran cantidad de drogas o fármacos, algunos le achacan que como ciencia no puede basarse únicamente en un saber ancestral.

Es por eso que la Fitoterapia tuvo que aggionarse a esta situación, para dar validez científica a  sus postulados. De ahí que inició un largo derrotero para validar científicamente cada uso empírico que se le atribuía. Fue así que comenzaron a hacerse rigurosos estudios en animales, ensayos  clínicos, estudios toxicológicos, cuantificación de principios activos y demás, que dieron origen así a otro término: la Fitomedicina.

De este modo la Fitomedicina establece un paso superior en términos de jerarquía a la Fitoterapia convencional, permitiendo validar con lenguaje científico cada uno de los atributos de las plantas medicinales, que otrora se sustentaban únicamente en su uso tradicional. Es así que la Fitomedicina proporciona remedios para la población con todos los rigores de la medicina basada en la evidencia, brindando al paciente Seguridad, Eficacia y Calidad, tres conceptos que rigen la actual terapéutica del siglo XXI inherente a cualquier remedios convencional.

Preguntas Frecuentes

¿La Fitomedicina se aplica únicamente en dolencias de menor calibre, o enfermedades de poca relevancia?

La Fitomedicina da cobertura tanto a enfermedades triviales o suaves, así como a patologías de extrema importancia, como el cáncer. En este sentido, de las diez drogas más importantes para el tratamiento de cáncer, cinco provienen del reino vegetal. En un apretado resumen podría decirse que la Fitomedicina brinda mejor cobertura a las enfermedades crónicas, en cambio los productos químicos pueden ser más útiles en procesos agudos.

Entre las enfermedades que cuenta con muy buena respuesta a la Fitomedicina cuentan: artrosis, artritis reumatoidea, cáncer, depresión, infecciones urinarias, psoriasis, acné, colon irritable, fibromialgia, obesidad, várices, enfermedades del hígado, bronquitis, asma, trastornos prostáticos, hipertensión arterial, diabetes, hipercolesterolemia, etc. 


Al provenir de plantas, ¿la Fitomedicina no genera efectos adversos?

En líneas generales, la Fitomedicina tiene muchísimo menor impacto indeseable que los productos de síntesis. Su margen terapéutico es mucho mayor a los mismos. Sin embargo, los medicamentos fitoterápicos deben manejarse siempre bajo la prescripción de un profesional de la salud.


¿Qué forma medicamentosa presentan para su consumo?

Los Fitomedicamentos pueden suministrarse en forma de comprimidos, cápsulas, jarabes, cremas, tinturas, etc. También pueden usarse en forma de tisanas, pero aquí los resultados no son tan potentes dado que el agua solo extrae algunos de los componentes activos.


¿Tienen sustento legal estos productos?

Así es. Los fitomedicamentos están avalados por las normativas de los principales países del mundo. En Argentina están contemplados en el decreto 144/98 que regula a todos los medicamentos, y en las resoluciones de ANMAT 2671, 2672 y 2673. La Organización Mundial de la salud también los avala, así como las principales farmacopeas de todo el mundo.


¿La mujer embarazada corre riesgos si los consume?

Sí. El primer trimestre de embarazo es crucial, para el desarrollo del feto, pudiendo el mismo verse afectado por la toma de cualquier medicamento, sea este de síntesis o natural. Solo un profesional autorizado en la materia le podrá indicar cuál medicamento fitoterápico podrá tomarse en esta etapa de la vida.


¿La Fitomedicina es lo mismo que la Homeopatía?

Si bien el origen de la materia prima puede ser el mismo (plantas), existen grandes diferencias entre la Homeopatía y los Fitomedicamentos. La Homeopatía contempla el uso de elementos no solo vegetales, sino también animales y minerales (la Fitomedicina únicamente vegetales).


¿Puedo mezclar Fitomedicamentos y Productos Químicos?

Solo el médico o farmacéutico experto podrá aconsejarle si ello es apropiado. En algunos casos pueden mezclarse y en otros decididamente no, ya que uno puede anular la actividad del otro, o potenciar su toxicidad. Si Ud. está consumiendo un producto químico recetado por su médico, nunca lo suspenda de golpe para comenzar a tomar un fitomedicamento. Consulte con su profesional de cabecera. 


¿Qué aval ciento los respalda?

Los Fitomedicamentos tienen, más allá de su reconocido uso tradicional, gran basamento científico merced a una importantísima casuística que los avala y respalda. Las principales revistas de publicaciones científicas cuentan con miles de artículos basados en fitomedicamentos. En la imagen acompañante se puede apreciar la evolución que tuvieron las publicaciones sobre Fitomedicamentos en el período 1990-2007 en la Red Medline, la principal base de datos de publicaciones de artículos médicos a nivel mundial.
 

¿Los Fitomedicamentos pueden recetarse a niños?

Existe un número importante de dolencias que pueden ser tratadas en pediatría con productos naturales. Nunca recurra a la automedicación en el abordaje de dolencias en niños.